Cedecasa

El consumidor va desconfinándose. Del comercio, interesa saber no sólo cuándo, sino cómo.

¿Hacia tiendas-cárcel?

¿Para cuándo la reapertura del comercio? Se supone que se sabrá mañana, martes, una vez finalice el Consejo de Ministros. Todo apunta a que, como se sospechaba, será el 11 de mayo.

El desconfinamiento del consumidor apenas ha comenzado con los paseos de los niños, pero ayer ya mucha gente aprovechó la posibilidad de sacar a los hijos (en vez de al perro) para darse largos paseos, a pie o en bicicleta, y a considerables distancias. Es improbable que, en las grandes ciudades, tanta gente viva a 100 o 200 metros de las principales zonas recreativas (avenidas, parques, paseos marítimos) como la que pudo verse ayer. Así que todo se acelera y, quizá, se desmadra. Porque, además, llega el buen tiempo y apetece más volver al aire libre.

Sin embargo, habrá que ver cómo vuelve el comercio. No sólo con qué calendario sino en qué condiciones. Parece que proveedores de mamparas están haciendo su agosto con la venta e instalación de estos separadores en tiendas y restaurantes. Lo que nadie sabe es si eso animará o desalentará a los consumidores. Es decir, si la sensación de comprar físicamente pero como si fuera en una cárcel de alta seguridad será mejor que la de comprar online.