Cedecasa

En Zona Uno, recuerden: 30% del aforo y dos metros de distancia con el cliente. ¡Y lavar a diario la ropa del personal!

En Zona Cero, lo mismo que la semana pasada, con cita previa.

En lo que llevamos de gestión de la pandemia del coronavirus causante de la Covid-19, el Gobierno nos ha acostumbrado a una secuencia agotadora y de suspense, que parece perfectamente calculada. Consejo de Ministros el martes, información de lo que estudia y prepara, escasa concreción en los planes, monólogos de autoridades diarios con ocasión de dar parte de los progresos estadísticos en la lucha contra la enfermedad, largos discursos el viernes o el sábado, teleconferencia dominical con los jefes de gobierno de las autonomías, y publicación a última hora de las disposiciones legales que entran en vigor el lunes.

De este modo, el tiempo de que las empresas disponen para preparar su adaptación a la «nueva legalidad» es siempre mínimo. Es una de las razones por las que el pasado lunes, en el arranque de la «Fase Cero» de retorno a la normalidad o, a lo que se ha dado en llamar «nueva normalidad», fue tan caótico; y suerte hubo de que las empresas del comercio que volvieron a esa normalidad fuesen pocas, puesto que muchas de las que habían sido autorizadas a abrir no lo hicieron el primer día.

El último documento del Gobierno detallando qué zonas entran en Fase I, y recordando qué se puede hacer en ella, está fechado el sábado 9, y se tuvo pleno conocimiento ayer, domingo 10.

Sus disposiciones han entrado en vigor a las 00:00 h de hoy. La mayor parte de la relación de cosas que se pueden y no pueden hacer, y se deben o no se deben hacer, ya era conocida. La novedad está en qué «territorios» pasan a la Fase 1, y cuáles se quedan en Fase Cero. Esa denominación de «territorio» es también eufemística, pues en unos casos se refiere a municipios, en otros a distritos sanitarios y/o comarcas. El criterio nace del empeño de la Generalidad de Cataluña de prescindir de la provincia como demarcación; pero se ha revelado práctico para dar concesiones diferenciadas a municipios con menor incidencia o mejor evolución de la epidemia. Ustedes ya conocen por los medios de información general los territorios que entran en Fase Uno, pero al final adjuntamos la lista completa.

Todos los que no están ahí, siguen en Fase Cero.

Básicamente, la diferencia está en que los de Fase Cero deben seguir con el régimen de visitas concertadas (cita previa), con atención individual, uno a uno, sin que haya en el local más clientes que dependientes/vendedores.

En Fase 1, y por lo que atañe al comercio detallista:

—Se permite la reapertura de locales y establecimientos minoristas con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados.

Los comercios y locales deberán cumplir las siguientes normas:

Un 30% del aforo total en los locales comerciales.

Garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes.

Horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

En el caso de servicios que no permitan el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal, los trabajadores deberán utilizar el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo que asegure tanto su protección como la del cliente.

Hoteles, establecimientos, comercios y locales abiertos al público realizarán, al menos dos veces al día, una limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos…

Se pondrá a disposición de los clientes dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida.

Se realizará limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de turno.

Se procederá al lavado y desinfección diaria de los uniformes y ropa de trabajo.

En los establecimientos comerciales en los que haya ascensor o montacargas se limitará su uso al mínimo imprescindible.

La distancia entre vendedor y cliente será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barrera, o de dos metros sin estos elementos.

El tiempo de permanencia en los establecimientos y locales será el estrictamente necesario.

Los establecimientos y locales deberán exponer al público el aforo máximo de cada local y asegurar que dicho aforo, así como la distancia de seguridad interpersonal de dos metros, se respeta en su interior.