Cedecasa

La crisis que ha aumentado la relación directa fabricante-consumidor.

Hemos visto varios casos de venta directa, durante el confinamiento.

Envío gratuito en 48-72 horas, instalación y puesta a punto incluida, retirada gratuita de tu antiguo electrodoméstico… eso es más de lo que ofrecen los «pure players» del comercio online, y es, prácticamente, lo que ofrece todo buen comercio físico. Desde la página web te garantizan, además, que puedes comprar online o por teléfono. «Si necesitas un electrodoméstico ahora, más que nunca, cuenta con nosotros a través de nuestra web o llamando al xxxxxxxxx».

Descuentos, promociones, ofertas…. Y, además, durante toda esta coronacrisis, «seguimos entregando y reparando».

No, no es un anuncio de un comercio. Es una primera marca de línea blanca.

El grupo ha hecho además publicidad durante la crisis, de cara al consumidor, invitándole a acudir directamente a la marca. Quizá hay un caso más destacado que otros por el hecho de que ya disponía de la plataforma y los recursos técnicos adecuados para ello, pero no es el único fabricante que, durante el cierre obligado de comercios físicos y el confinamiento de los consumidores por la pandemia de coronavirus ha efectuado venta directa, sin intermediación.

Como todos los cambios ocurridos durante esta crisis sobrevenida, la pregunta que todo el mundo se hace es si han sido respuestas excepcionales o si ello llevará a elevar la apuesta por la relación directa entre fabricante y cliente final.